Blog
Aprende a enfrentar los cambios y reestructurar tu marca para sobrevivir
digital

Buscar Oportunidades en Medio de la Crisis: La competitividad empresarial en tiempos de cambio

Seguramente has escuchado en algún lugar que toda crisis es una oportunidad oculta o que debemos reinventarnos en tiempos difíciles (este ultimo es un mantra que también aplica para el mundo empresarial).
Aunque estas afirmaciones pueden considerarse un lugar común e incluso sabiduría popular, tienen en si una verdad absoluta: cuando sobreviene una crisis el único camino de supervivencia es el cambio y esta es una opción que debemos evaluar debido a la situación actual. Difícilmente podemos prever todos las repercusiones que la pandemia actual , las guerras comerciales, la crisis energética y los problemas medio ambientales, causaran a mediano y largo plazo
 Aunque las crisis no son nada nuevo en el mundo, si lo es la velocidad con la que la estas han cambiado nuestra realidad, entre otros factores por la inmediatez con que la información fluye y la abrumadora oleada de opiniones que millones de personas expresan día a día en internet.

Si las crisis están fuertemente vinculadas con la manera en que vemos las cosas, los medios de comunicación son quienes las moldean. 

Rafael Molina
Todos sabemos de alguien que perdió su trabajo, se enfermo de coronavirus, tuvo que aplazar sus planes, entro en estado de quiebra, cambio de ciudad o realiza una nueva actividad principal para nivelar sus ingresos. Estos son solo algunos ejemplos, pero estos casos y muchos otros, son hechos que empujan a las personas hacia diferentes cambios (positivos o negativos). “Al superar la crisis” (así entre comillas), las cosas no serán iguales, la economía no se reactivara de inmediato como por arte de magia, se perderán costumbres y se ganaran otras, nuestro entendimiento como sociedad a nivel local y mundial sera distinto, nuestra percepción de los gobiernos sera diferente y la manera de avanzar de muchos se vera afectada para siempre (incluyendo por supuesto las generaciones futuras).
Una mirada rápida al pasado, evidencia como algunas de las grandes empresas lideres en sus sectores, nacieron en medio de las más diversas crisis: Microsoft, Amazon, Fedex, General Electric, Revlon, Starbucks, McDonald`s, General Motors, CNN… y la lista sigue. Pero ¿Qué tienen en común todas ellas?; pues que supieron interpretar su tiempo y traducirlo al futuro, evidenciando y aprovechando oportunidades que otros no. Por ejemplo Microsoft, (fundada en 1973 en medio de una de las crisis mas fuertes de la historia en occidente), tomaron una decisión diferente a las demás empresas tecnológicas de la época: abocaron sus esfuerzos en el desarrollo de software en lugar del hardware (algo que nadie había contemplado hasta el momento), ofreciendo algo que hoy es la norma: una mejor usabilidad y experiencia del usuario (de paso volviéndose lideres de una de las ramas de la industria mas rentables).
En este punto es donde nos debemos centrar; si se avecinan cambios y otros ya están en curso, entonces, ¿Donde debemos buscar oportunidades?, ¿Cómo podemos mejorar la competitividad para sobrevivir? y mejor aun, ¿Cómo podemos llegar a ser exitosos?. Las respuestas están en las mismas personas y en su cambio de hábitos y con ello entender en donde debemos generar verdaderas ofertas de valor. Veamos un ejemplo: la industrial del turismo, (en especial los hoteles) es una de las mas afectadas con por la actual pandemia, un mercado sustentado 100% en las experiencias y que vive del contacto al publico. El año anterior los hoteles, podían presentar como una ventaja competitiva emplear sistemas de lavado ecológicos y de bajo impacto ambiental, el día de hoy el discurso cambia de la mano del paradigma: ahora poseer estrictos protocolos de desinfección, lavado continuo y cultura en torno a la higiene, son las banderas a seguir por todos. Obviamente ambos discursos no son mutuamente excluyentes, pero el segundo es el que asegurara un mayor flujo de clientes. (No me importa tanto como laves mis sabanas, sino que lo hagas con frecuencia y me asegures que siempre estarán limpias y libres de cualquier tipo de infección).
Pensemos en tres factores claves:
1. El entendimiento profundo de los clientes: que quieren, que beneficio real les brindo, como es su entorno, cuales son sus preocupaciones, sus aspiraciones, sus sueños.
2. Los cambios que la crisis producen no solo en los clientes, sino en los demás actores (la competencia, tus proveedores, tus canales de distribución, el gobierno). Recuerda que no estas solo y todo lo que suceda en el entorno afecta tanto a tu empresa y como a tus clientes.
3. El beneficio real que ofrezco, ese que me hace diferente a mi competencia y me hará sobrevivir, ganar la fidelidad de mis clientes y volverme referente (de ser así de seguro la competencia te va a copiar, eso dalo por hecho). Volvamos al ejemplo de los hoteles, su beneficio no son “te doy sabanas limpias”, el beneficio es algo mas importante y subjetivo “TRANQUILIDAD” (recuerda que debes bajar todo a un nivel emocional).

Hagamos de este un ejercicio que nos encamine de nuevo al éxito de nuestras empresas.

Te propongo el siguiente ejercicio de 4 pasos para evaluar tanto tu empresa (o futura empresa), como tu capacidad de responder a cambio y encontrar oportunidades en medio de la crisis.

1. Piensa en donde estabas antes de la crisis y en donde estas ahora. Evalúa los cambios que has realizado, que ajustes has hechos por presión y cuales por estrategia.

Por ejemplo estabas en un periodo de crecimiento discreto, con un entendimiento claro de tus clientes y un proceso productivo (eso es donde estabas); el día de hoy tus ventas bajaron un 50% y te toco acudir a proveedores mas costosos y con tiempos de entrega menos estables debido a que los que tenias cerraron sus empresas, con lo que bajaron también tus márgenes de ganancia (eso es donde estas hoy); tuviste que cerrar puntos de venta al publico debido a la crisis (los ajustes que hiciste por presión); pero abriste una tienda online y manejas un nuevo programa de atención al cliente multicanal para no perder la cercanía con tus clientes (un cambio que hiciste por estrategia).

2. Has una lista de de los cambios que genero la crisis en tu marca, tus clientes, tu competencia, tus proveedores y todos aquellos que consideres que intervienen de manera directa o indica sobre tu marca. Evalúa si estos son positivos o negativos para tu empresa y su permanencia en el mercado.

3. Evalúa tu oferta de valor antes de la crisis y los ajustes que puedes hacer para responder a tus clientes. Esto esta íntimamente ligado al punto anterior, teniendo en cuenta cuales son los elementos de vital importancia y que realmente aportan valor a tu cliente bajo las actuales circunstancias.

4. Contempla los ajustes a corto y mediano plazo que puedes realizar sobre tu modelo de negocio con el fin de volverte más competitivo (todo esto desde la óptica de la satisfacción de las necesidades de tus clientes). Algunos lo llamaran reinventarse, yo prefiero llamarlo un ajuste de curso. En este punto es importante que tengas en cuenta que tal vez sea necesario contemplar caminos que jamas habías ni siquiera imaginado, por ejemplo realizar alianzas estratégicas, ofrecer servicios en lugar de productos o viceversa, cambiar de cliente objetivo, fabricar una linea de productos totalmente nueva, etc. Ten en cuenta que cualquiera que sea el cambio, este debe alienarse con los objetivos del cliente.

Estos pasos aplican a cualquier tipo de empresa nueva o antigua. ¿Te sorprende ver la cantidad de emprendimientos que nacen en las crisis?. No hay mejor detonante de la creatividad y las nuevas ideas que lo problemas que ponen a trabajar los cerebros de las personas.

Ahora, es momento que tu te remangues y empieces a trabajar por los cambios que te permitirán superar esta crisis. Mucha energía y para adelante.
Cangrejo Pistola P&M

Posts Relacionados

Dejar un comentario